Cuándo se sabe el sexo del bebé

Errores al – 669771

Existe en nuestra sociedad algo peor que no querer ser madre. Pensar y, sobre todo, decir que ha sido un error haberlo sido. Donath recopila y analiza con agudeza 23 testimonios de mujeres que aseguran haberse arrepentido de haber sido madres. Las mujeres entrevistadas por Orna Donath no realizan tal afirmación, al contrario. Lo que emerge de la lectura de sus entrevistas es que de lo que se arrepienten es de no haber podido vivir sus vidas como realmente las hubieran querido vivir. Las redes sociales se hicieron eco del asunto con el hashtag regrettingmotherhood. Cuando se termina de leer los testimonios, una palabra acude de inmediato a la mente: libertad.

Interrogar al niñ@ cuando llega de casa del otro

Abecé de foto, Laura explicó su experimento en una entrevista con la BBC. Lo habían llamado Steven. El nombradía del bebé de Laura Gallazzi ya había sido elegido cuando el alumbramiento salió de la peor manera posible. En el Hospital Ninewells, en Dundee, en el este de Escocia, los médicos la ayudaron a prepararse para un parto prematuro, así que denial había nada que diera pistas del trauma que se avecinaba. A Laura se le administró una inyección para ayudar a desarrollar los pulmones de Steven para un parto prematuro. El corazón del pequeño siempre había estamento bien, no había una razón importante para preocuparse. Fuente de la imagen, Getty Images Pie de foto, Los ultrasonidos practicados durante la gestación denial evidenciaron los problemas que estaban por venir.

Confía en ellos

Por tanto, debes saber que la ecografía de las 20 semanas, a agonía de su gran importancia, no es infalible y presenta algunas limitaciones. Muchas madres se acercan a la ecografía de la semana 20 con gran ilusión por conocer el sexo de su niño, otras saben que es una ecografía en la que se pueden detectar algunos problemas y acuden con cierta ansiedad por lo que se pueda encontrar. Se examinan minuciosamente todos sus órganos internos y se pueden detectar malformaciones congénitas. A bastante pocas personas tras su nacimiento se les realiza un estudio morfológico de la cabeza a los pies en el que se pueden diagnosticar un elevado porcentaje de malformaciones mayores como el que se lleva a cabo en esta ecografía. Actualmente, y gracias a esta ecografía, conseguimos que la mayoría de los recién nacidos que presentan, por ejemplo, una cardiopatía, una malformación del sistema nervioso central o un problema renal puedan ser diagnosticados prenatalmente y se puedan beneficiar de nacer en un hospital adecuadamente ungido para su asistencia desde el basic coverage momento y con neonatólogos advertidos del problema.