Mi ropa interior

Chicas solteras 30 – 939533

Con mi hija Sophia, para resumir era igual que Lilia, es delgada, blanca con cabello de ruloz, ella era muy tierna, y desde que la empece a follar, me decia papi, y que ella se comportaba como una nena sumisa, le gustaba susurrarme y le gustaba sacar su lengua y mojarse los labios, y le gustaba mover su culito para llamarme. Cuando nos encontramos en la cama, ella primero me chupa la verga con una tonalidad de su voz muy aguda y le gustaba gemir cada vez que me da una mamada, y asi le agarro todo el cuerpecito sexy y le meto muy duro mi verga y le hacia gemir tan delicioso. Después de follarla, yo ya tenía el deseo de follarme a todas mis hijas, y así esperar que mis hijas Jessi y Anaís crezcan para que llegue el momento Con mi hija Jessi, era una lindura de 14 años, de pelo negro y tez blanca, delgada y de pequeña altura, ella lleva lentes y muchas veces cuando se quita la ropa ella mantiene sus lentes para simular ser una estudiante tierna, ella es Otaku y le gusta tanto el porno como el hentai. Autor: Alfonso Categoría: Incesto Mi primera vez cómo sexoservidora Este relato narra mi primera vez como sexoservidora. Recuerdo que cuando conocí el porno me excitaba mucho imaginando que era yo la chica bonita que salía bailando al inicio del video, con toda esa ropa coqueta y provocativa, los tacones, las medias, el liguero, el maquillaje impecable y todos los que adornos que enmarcaban esa feminidad de mujer, los aretes las pulseras, las pestañas postizas, la decoración de sus uñas y al final de todo eso descubrí y me di cuenta que crecía en mi un sentimiento de envidia, al principio no entendía porque, puesto que en mi casa tenia la oportunidad de vestirme y maquillarme completamente ya que la mayor parte del tiempo me encontraba sola y claro que me gustaba y los disfrutaba mucho, podía pasar horas viéndome al espejo pero… faltaba algo. No sabia que era pero seguía queriendo mas, empecé a masturbarme analmente y descubrí el gran placer que eso me producía, pero no era solo la sensación de tener algo invadiendo mi carne sino también el morbo qué me daba el pensar que podria ser deseada y de que era capaz de darle placer a otrosel morbo que sentio hasta la fecha sigue siendo algo que me pone a mil por hora. Poco a poco me iba dando cuanta de que todo lo que hacia era porque en realidad quería sentirme mujer completamente y necesitaba comprobarme a mis misma que era capaz de seducir y gustarle a un macho dominante, así comencé a buscar citas en chats de internet y anuncios clasificados y llegue a tener varios encuentros estoy hablando que para esos entonces tenia ya unos 16 o 17 años, contare algunos en otros relatos.

Categorías Populares

Alone mayores de edad. Relatos Marqueze Yo despues los dejaba humedos de placer para que el se siguiera masturbando Hola, primero quiero presentarme, mi nombre es Rocio ; tengo 40 años, ya casi los cumplo en pocos días, Soy Ingeniera Comercial , Soy de estatura normal, y soy viuda con un hijo de 23 años, que se llama Antonio.

Las bragas usadas de mi vecina dolores

Cuando empezaron a ser amantes, ella época una niña ansiosamente lectora y cheat un padre ausente. Tenía trece abriles. Él, cincuenta.

EL ESPAÑOL

Tenía una resaca de caballo y me sentía a morir. Había salido la noche anterior, hasta muy de fecha, y hasta me quedé a desayunar churros, que me sentaron como el culo. Uno de los recuerdos que me quedan de la velada es llegar a casa, y mientras intentaba abrir la puerta de la piso sin éxitomi vecina Dolores me abrió.

Deja un comentario

Pagina de inicio Confesiones Iniciando al hermanito de mi vecina……. Iniciando al hermanito de mi vecina……. Espero y les guste y lo disfruten como yo lo hice al recordarla y escribirla… Me llano Gina, tengo 30 abriles recién cumplidos y mi esposo Mauro de 36, hace 7 años después de terminar nuestras respectivas carreras y después de tener un largo tiempo de noviazgo, decidimos casarnos para después mudarnos hasta la otra frontera del país para conseguir una mejor oportunidad de vida, pues a la localidad donde llegaríamos estaba en pleno acrecentamiento y quisimos aprovechar la oportunidad para establecernos y tener una mejor calidad de vida. Laura era una lecho soltera que vivía sola con su hija Ana y su hermanito Antonio toño.