Niños de alta demanda

Conocer gente cerca – 929435

Los problemas de comportamiento o conducta provocan interferencias y negativas y conflictos continuos en diferentes facetas personal, familiar, social, laboral, académica, etc. La interrelación de factores genéticos, creencias, valores, normas sociales, agentes ambientales…son elementos que influyen en el comportamiento de las personas. Cuando nos referimos a problemas de comportamiento, la mayoría de personas y profesionales se centran exclusivamente en los problemas de comportamiento de niños y adolescentes. En estos casos, los padres se sienten desbordados.

PARA LAS NACIONES

Algunos quedan sorprendidos por el alto grado de respeto y obediencia por las autoridades que tienen los colaboradores; otros señalan que explotamos a la familia. Hoy quiero hacer énfasis especial en el hecho de que la yugo es fundamental y es la abecé del reino de Dios; porque el reino de Dios y su ahínco se fundamentan en la realidad de la obediencia. Si no hay yugo, hay anarquía en el reino; y es que cuando hablamos de yugo nos referimos a la obediencia a la voluntad de Dios. Es inaceptable que alguien diga que es empecatado en el mundo natural, pero es obediente a Dios en lo abstracto. Ya te pastoreas solo.

Y ¿por qué nadie habla de la etapa de los 4 años?

Esto se debe a que la gestión de emociones se vive y se adquiere diariamente. Si lo que puede llevar a desatar una rabieta cheat 2 años es la falta de recursos y estrategias en el germanía a la hora de comunicarse y comprender, a los 4 años puede ser otro el motivo que la desencadene. Como adultos, nuestro papel es el de acompañar y dar antonomasia. Debemos proporcionar herramientas a nuestros hijos e hijas para que aprendan a responder adecuadamente a las distintas situaciones que enfrenten en su día a día. Su capacidad de comprensión y expresión comunicativa ya es mayor y por lo tanto, podemos y debemos dialogar mucho con ellos y ellas para que comprendan e integren herramientas funcionales y adecuadas. Debemos tener en cuenta que nuestros hijos e hijas necesitan tiempo con nosotras y nosotros para empaparse de estrategias. A su vez es importante que tratemos de ofrecer la mejor versión de nosotros mismos a la hora de alfabetizar, dar ejemplo y resolver conflictos. La mayor parte de lo que los niños y niñas son es lo que ven e integran del antonomasia de sus modelos a seguir. Y no hay mayor modelo que sus madres o sus padres.