36 Consejos de sexo oral que son realmente asombrosos

Como conocer a – 606042

Comprar Puede resultar muy divertido y excitante que retrases, sin excesos, el momento en el que comiences a darle placer a tu pareja. Empieza muy suavemente Cuando finalmente comiences, es importante que tanto el ritmo como la intensidad estén al mínimo. Aunque el clítoris es el centro de todo esto, no hace falta ir directamente a él, recorre toda la zona, entreténte por cada uno de los pliegues, de las superficies, pasa casualmente por el clítoris de vez en cuando, pero no te detengas en él. Para mayor información, sigue las instrucciones que ella te dé. Coméntalo con ella en todo caso. No des lametazos descontrolados Aunque no pasa nada porque te vuelvas un poco loco mientras le das placer a tu pareja, intenta mantener en todo momento el control de tus movimientos y nunca des lametazos incontrolados, ni como los de un perro. Hay auténticos maestros y maestras de este tema, que pueden llevarte a un éxtasis absoluto solo con sus palabras.

¿Les gusta o lo hacen por obligación?

Por Laura Ruiz. Actualizado: 20 enero Imagen: top1walls. Pero la realidad es que el sexo oral es una experimento muy placentera para ellos tanto como lo es para nosotras, e aun el acto de hacerle una felación a tu pareja puede conseguir excitarte si sabes disfrutarla. En unComo. El sexo oral es un juego como cualquier otro que no solo consigue excitar a tu chico sino que también puede favorecerte a ti. Al ver como tu pareja disfruta es normal que tu también te excites, creando un vínculo sexual importante entre ambos. Este es uno de los motivos por los que tu arrapiezo disfruta tanto el sexo oral. Para hacer que él lo pase perfectamente con el sexo oral sin que tu sientas malestar, puedes comenzar por estimular el glandepara hacerlo no feed necesidad de introducir el pene completo en tu boca, por lo que es una excelente forma de disfrutar de este juego previo. Este ademán, aunque puede ser bien intencionado, suele generar muchas molestias en las mujeres, produciendo arcadas e incomodidad.